Abuela de 90 años le diagnostican cáncer y decide cambiar quimioterapia por viajes

La historia de la mujer de 90 años que se animó a salir de roadtrip con su familia en lugar de elegir el tratamiento de cáncer es una historia real, y es la de Norma, una mujer de Michigan que dijo no a la quimioterapia y sí a vivir su sueño.

Tan solo dos días después de quedarse viuda, la anciana Norma Jean Bauerschmidt se sentaba el año pasado ante su médico. Tenía que tratarse un cáncer de útero.

Había visto morir a su marido Leo en la cama de un hospital y la estadounidense, de 90 años de edad, tuvo claro que quería un final diferente. Prefirió dedicar el tiempo que le quedaba de vida a recorrer su país junto a su hijo, en vez de someterse a la quimioterapia.

Su viaje por carretera quedó registrado en el perfil de Facebook Driving Miss Norma (Paseando a la señora Norma). El pasado viernes, esta web anunció la muerte de la mujer, cuya aventura seguían más de 400.000 personas.

Con una imagen de las manos de madre e hijo entrelazadas se comunicaba a sus seguidores el fallecimiento de la célebre Miss Norma. “La vida es un equilibro entre tomar y dejar marchar (Rumi).

Hoy estamos dejando marchar. Norma Jean Bauerschmidt. 31 de marzo de 1925 – 30 de septiembre de 2016”, dice el breve texto, que recurre a una cita atribuida al poeta persa del siglo XIII Rumi.

El mensaje ha superado en sus primeros tres días de publicación las 104.000 reacciones en su perfil de Facebook, que está gestionado por Tim, el hijo de Norma, y Ramie, su nuera.

Sus familiares estaban registrando en la red social los últimos días de vida de la anciana, que se encontraba atendida por médicos y ya postrada en una cama.

“Miss Norma le hace saber al enfermero del hospital lo que piensa de su atención médica”, dice en tono de broma este mensaje.

“En su día, apoyamos por completo su decisión”, apuntan Tim y Ramie en la página dedicada a Norma. Aceptaron que, a partir de ese momento, viajarían juntos en caravana donde ella decidiera, incluyendo a su perro Ringo.

En algo más de un año el cuarteto ha recorrido más de 20.000 kilómetros y 32 estados del país, cambiando de huso horario en 9 ocasiones.

En este tiempo, Norma ha cumplido muchas “primeras veces”, como subirse en globo aerostatico, montar a caballo, hacerse la pedicura o probar las ostras o los tomates verdes fritos, contaban sus familares en septiembre de 2015, cuando se cumplía un año de su periplo.

“A Norma le gusta hacer punto, leer, los puzzles, los sudokus, el té, la cerveza, el vino dulce y, por su puesto, viajar. Siempre ha soñado con montar en globo y ¡le encantaría viajar a la luna!”, dice su biografía en Facebook.

Fuente

Comments

comments

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*