Así se prepara el agua alcalina... - Medicina En Tu Hogar

Así se prepara el agua alcalina…

Si no conoces todaviaa los excelentes beneficios del agua alcalina para tu salud aqui te lo vamos a presentar. Consumir agua con un pH que esté por encima del 7,3 es algo extremadamente beneficioso para el organismo, pues este tipo de agua, a diferencia de las otras, actúa como un un antiácido natural equilibrando los niveles de acidez en el cuerpo y, por consiguiente, ayudando así a prevenir el padecimiento de diversas enfermedades, a depurar el organismo de manera efectiva, a mantener las células sanas y a purificar la sangre.

El agua alcalina a diferencia de las de baja calidad no afecta al sistema inmunológico ni causa problemas de salud, como alteraciones en el sistema digestivo, sino todo lo contrario, es perfecta para mejorar nuestro bienestar y calidad de vida.

El pH del agua está determinado según cuál sea la procedencia del agua. Este valor hace referencia a la concentración de iones de hidrógeno de un líquido y debemos tener en cuenta que un valor por debajo del 7 sería ácido y por encima del 7 sería alcalino.

Por lo tanto, podemos decir que el agua alcalina es aquel agua que ha sido sometida a unos sistemas de filtración que permiten que finalmente tenga un pH superior a 7. Y considerando que un organismo saludable debe contar con un pH que oscile entre el 7,35 y el 7,45, el agua alcalina es excelente para normalizar el pH del cuerpo y favorecer la salud del organismo evitando problemas en el sistema digestivo, cansancio, subida de peso, enfermedades de carácter crónicos y otro tipo de padecimientos asociados a un cuerpo ácido.

Beneficios del agua alcalina para la salud

Son diversos los beneficios de beber agua alcalina para la salud del organismo y a continuación los enumeramos todos, así podrás saber cuál es la diferencia entre este tipo de agua y otras de más baja calidad:

Sus propiedades antioxidantes neutralizan la acción de los radicales libres en el organismo, lo cual es esencial para evitar la oxidación de las células y mantenerlas sanas. Esto es vital para prevenir el envejecimiento prematuro y el padecimiento de todo tipo de enfermedades, incluido el cáncer.

-Limpia y depura el cuerpo: favorece la desintoxicación de los órganos eliminando las toxinas y los deshechos que el organismo no necesita y que a largo plazo pueden perjudicar su estado de salud.
-Ayuda a evitar la retención de líquidos y favorece la pérdida de peso.
-Le aporta el cuerpo los minerales esenciales (calcio, potasio y magnesio) que necesita para funcionar correctamente.
-Evita el envejecimiento prematuro de la piel, la mantiene perfectamente hidratada, mucho más elástica y radiante.
-Beneficia al sistema digestivo mejorando el proceso de la digestión y previene el estreñimiento.
-Lubrica los músculos del cuerpo y ayuda a mejorar los dolores que sufren las personas con artritis o lesiones y desgarros en los músculos.
-Favorece el correcto flujo sanguíneo y regula el pH de la sangre.
-Previene la osteoporosis, ya que favorece la eliminación de residuos sólidos, como es el caso del ácido úrico y los nefrolitos, a través de la micción.

Cómo hacer agua alcalina con limón

Por todas las propiedades del agua alcalina anteriores, podemos decir que su consumo habitual es recomendable para mantener el equilibrio ácido/alcalino perfecto en el cuerpo, ayudar a que el organismo realice correctamente la función de eliminar todos los deshechos y agentes tóxicos y se goce de un estado de salud excelente y de una mejor calidad de vida.

Hay algunos métodos para alcalinizar agua en casa de una forma mucho más económica y sencilla que los sistemas de filtración que se suelen llevar a cabo para conseguirla. En las siguientes líneas, vamos a mostrarte cómo hacer agua alcalina en casa de manera fácil y con algunos productos naturales.

La primera receta consiste en hacer agua alcalina con limón y sal del Himalaya, un tipo de sal pura y libre de contaminantes.

Ingredientes
-1 jarra llena de agua
-1 limón
-1 cucharada pequeña de sal del Himalaya

Preparación
-Vierte agua en una jarra hasta llenarla.
-Corta el limón en trozos medianos y agrégalos al agua de la jarra.
-Añade la sal del Himalaya.
-Tapa la jarra y deja que la mezcla repose durante al menos unas 12 horas a una temperatura ambiente.
¡Listo! Al día siguiente, ya podrás colar la preparación y tomar este agua alcalina con limón cuando lo desees.

FUENTE

Comments

comments

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *