La cura de ajo para la artritis reumatoide - Medicina En Tu Hogar

La cura de ajo para la artritis reumatoide

La artritis reumatoide es una enfermedad caracterizada por ser autoinmune, inflamatoria crónica y por la afectación simétrica de múltiples articulaciones. Sin embargo podemos tratar esta dolencia con un remedio natural muy empleado, conocido como “la cura de ajo“.

Antes de comenzar a mencionar el remedio natural para tratarla, debemos mencionar que la artritis reumatoide es una enfermedad que afecta gravemente a las coyunturas y articulaciones, estos se hinchan causando mucho dolor y rigidez. Si una parte del cuerpo, como por ejemplo una rodilla, tiene este padecimiento, la otra también se verá afectada en gran medida.

Causas de la artritis reumatoide

La causa de dicha enfermedad es desconocida, pero con la AR (artritis reumatoide) el sistema inmunológico comienza a dañar las articulaciones. Suele ser más frecuente en el sexo femenino que en el masculino, y suele presentarse en adultos mayores, aunque puede iniciarse en cualquier etapa de la vida y afectar a cualquier persona, independientemente de la raza, el sexo y la ocupación.

Se sabe que con este tipo de artritis el sistema inmunológico (SI) ataca los tejidos de su propio cuerpo. Algunas personas padecen esta enfermedad de forma leve o moderada. En casos muy graves, la artritis reumatoide suele durar muchos años e incluso toda la vida. Algunos de los factores que pueden ocasionar esta afección son:

Los genes (pasan de padres a hijos).
El medioambiente. Trastornos ocasionados por el medio ambiente en el que vive la persona.
Las hormonas. Problemas ocasionado por los desordenes hormonales.
Síntomas de la artritis reumatoide

Mujer que padece síntomas de la artritis reumatoide

Esta enfermedad ocurre a menudo en más de una articulación y puede afectar a cualquiera de ellas. Las personas que la padecen a menudo pueden llegar a sentir cansancio y en muchas ocasiones pueden presentar fiebres muy altas y constantes. Se presenta de forma leve y moderada, pero aun así las apocas malas en las que empeoran los síntomas ocurren con frecuencia.

Generalmente comienza de una forma insidiosa y muy lenta, tiene ciertas manifestaciones que no se le pueden atribuir a un padecimiento en particular, se presentan fiebres muy fuertes que perduran y un poco de astenia.

Otro de los síntomas principales son la afectación de algunas articulaciones, como las diartridiales, en un inicio se producen inflamaciones que pueden resultar apreciables a simple vista y que causan muchos dolores para el individuo.

Luego de la inflamación aparecen otras manifestaciones como el aumento del volumen y la rigidez luego de los descansos nocturnos, los cuales van desapareciendo lentamente mientras se realizan las actividades diarias, también se presentan la debilidad muscular y la limitación de la movilidad que antes se poseía.

Infusión de hojas de mango para controlar la diabetes

A medida que avanza la enfermedad se pueden presenciar otros síntomas como abultamientos duros, conocidos como nódulos reumatoides, en las zonas donde la piel roza, como los codos, el dorso de los dedos y también de los pies, en otras circunstancias pueden localizarse en el interior del organismo.

Cura de ajo para la artritis reumatoide

El ajo puede ayudar a tratar la artritis reumatoide ya que contiene propiedades antiinflamatorias, analgésicas y antioxidantes. Este es un tratamiento natural, sus cualidades curativas pueden ayudar a los que padecen dicha enfermedad a tener una vida normal sin la necesidad de usar medicamentos.

Las 3 propiedades del ajo ya mencionadas, suelen ser de una provechosa oportunidad para ti. Como ves, la cualidad antiinflamatoria que tiene el ajo ayuda a desinflamar las articulaciones provocadas por la AR. Los analgésicos nos ayudarán a reducir el dolor de una manera eficaz, y los antioxidantes te fortalecerán el sistema inmunológico.

Preparando la cura de ajo en un mortero

Estas son 3 opciones para preparar una cura de ajo, dependiendo del gusto de la persona, los resultados son similares con cualquiera de ellas.

Machacar dos dientes de ajo crudo e introducirlos en una licuadora. Se agrega un limón pelado y por ultimo una cucharadita de miel para dar sabor, luego de haber mezclado bien se bebe en cualquier momento del día.

Triturar dos dientes de ajo y mezclar con dos cucharadas de miel, se añade agua al gusto de la persona para mezclar y beber posteriormente.
Puede ser utilizado de forma tópica directamente sobre las articulaciones que presenten dolor, para esto se frotan los ajos pelados. Se ha demostrado que esto ayuda a reducir el dolor y la inflamación, se tiene que tener especial cuidado, ya que el ajo puede quemar la piel si se deja en contacto con ella mucho tiempo.

Además de estos preparados, existen diversas maneras de utilizar la cura de ajo para la artritis. Una de tantas formas, podríamos decir que puedes utilizarlo en forma de ensalada y cruda ¡Muy importante! Tienes que ser cruda, ya que al momento de ingerirla podrás absorber todas sus propiedades curativas. Puedes hacerla agregándole tomate, lechuga, brócoli y ajo.

Otra manera de utilizar el ajo para la artritis reumatoide efectivamente es la siguiente: Deberás preparar un jugo con 2 limones y tener a la mano 2 dientes de ajo. Después de que hayas conseguido todo, deberás pelar los dientes de ajo y licuarlos. Por último, le agregas el jugo de limón y deberás tomarte esa mezcla todas las mañanas, en ayunas.

¿Cómo ayuda el limón? Pues bien, el limón sirve para añadir más propiedades antioxidantes a la mezcla y también vitamina C demostrado a nivel científico que ayuda a mantener el colágeno en los huesos y cartílago.

Básicamente, si el ajo lo consumes crudo, te aportará todas sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, dos cualidades que serán una bendición para tus articulaciones.

FUENTE

Comments

comments

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *